[12] Piccolo deja correr sus lágrimas… ¡La fuerte oposición de la furia de Son Gokū!